Blog Arquitectura

La Opinión Coruña
Home Artículos General Dejemos de embalsamar las ciudades Rem Koolhaas habló en la Bienal de Venecia

Dejemos de embalsamar las ciudades Rem Koolhaas habló en la Bienal de Venecia

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Dejemos de embalsamar las ciudades Rem Koolhaas habló en la Bienal de VeneciaEn la Bienal, donde recibió el León de Oro a la trayectoria, Rem Koolhaas habló de las ideas que trajo a la muestra, contestando a las siguientes preguntas;

– ¿Por qué evita pronunciar la palabra patrimonio?

– Desde hace años, siento la necesidad de abordar el tema de la preservación, en especial en estos últimos siete años, cuando se nos pidió estudiar la extensión del Museo del Hermitage de San Petersburgo. Siempre me resultó difícil participar en la Bienal de Venecia. Este año, mucho antes de saber que obtendría el León de Oro, me dije que era el momento de poner las cosas en claro. Es una reflexión, e incluso una verdadera angustia personal, aunque los socios de la agencia participen en este trabajo.

– ¿Cuáles son las propuestas que usted trajo a Venecia?

– Diría que hemos llegado a la siguiente conclusión: por un lado, hay una verdadera obsesión en torno a la idea de preservación. Esto nos remonta a los primeros tiempos después de la Revolución Francesa, luego, todo fue codificado, reglamentado. Pero, a partir de la preservación de los monumentos históricos, de la arquitectura gloriosa, el campo de la preservación no ha dejado de ampliarse…

– ¿Se refiere a la lista del Patrimonio mundial de la Unesco?

– No sólo a eso, aunque si es verdad que en la actualidad incluye tanto palacios, ciudades, como el campo de concentración de Auschwitz, paisajes naturales, etc., no puedo menos que estar de acuerdo con esas elecciones. Ellos son perfectamente conscientes de los problemas que yo denuncio, y hay que ayudarlos a encontrar soluciones. En la Unesco los criterios de selección son elásticos y ambiguos. Asimismo, no se reflexiona sobre la manera en la que se busca detener el paso del tiempo, cómo lo que se preserva puede permanecer vivo a la vez que evoluciona. Salvo por razones de imposibilidad financiera, hay que dejar de embalsamar las ciudades, monumentos o partes enteras del mundo. Hace falta creatividad, dar libertad a la imaginación.


–Su segunda afirmación se focaliza en la arquitectura llamada moderna…

–Sí, en la voluntad empecinada, en todo el mundo, de hacer desaparecer todas las huellas de la arquitectura de las décadas posteriores a la Segunda Guerra. El número de edificios que desaparecen es realmente increíble, como si se tratara de erradicar el pensamiento social que le pertenece. No se trata sólo de estética arquitectónica o urbana. Las consecuencias de ese hecho son fundamentalmente políticas, aunque sólo sea en la medida en que esas destrucciones conducen a borrar testimonios de la historia.

 

 Link: blog.darioalvarez.net Licencia: Creative Commons Autor: FRÉDÉRIC EDELMANN, LE MONDE

 



Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 


Blogs Edificando


- EDITORIAL PRENSA IBÉRICA - ofertas carrefour - Ofertas Froiz - Ofertas Bricoking - Condiciones de Uso www.edificando.es